concepto

“ El sueño nos pone en contacto con nuestro yo más íntimo y la vigilia nos da la capacidad de imaginar. Trasladar imágenes sobre el papel moviliza a la vez esos dos estados. Soñar, observar, procesar ”

Mirada abierta > mirada creativa
Nuestro modo de mirar influye en nuestras emociones, nuestros pensamientos y nuestras acciones. Cuanto más abierta sea nuestra mirada, más abiertos estaremos a la vida, al cambio. La vida es cambio y nuestra evolución tanto en lo público como en lo privado, solicita además de aceptarlo, amar el cambio.

Pensar con la mente > pensar con el corazón
El corazón y la mente tienen cada uno su espacio propio, su tiempo propio.
El taller prioriza el espacio del corazón. Porque cuando la raíz de un proyecto o idea brota de ese lugar, el proyecto o idea en su totalidad se nutre de ese fuego, de esa libertad que le ha dado a luz.
Aunque en un segundo tiempo el proyecto precise adaptarse a determinada realidad exterior, determinadas limitaciones y condicionantes, ese fuego inicial le dará un “algo especial”. Gracias a ese equilibrio de fuerzas, el proyecto respira, late, palpita. Pensar desde esas dos realidades enriquece el proyecto o idea en su totalidad.

Anuncios
  • Únete a otros 19 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: