“El amor, el auténtico motor de la creatividad”, Nausica

Si queremos ser más creativos deberíamos conectar con nuestro niño/a interior. Es lo primero que enseño en mis talleres de creatividad.

El niño/a interior no es una memoria del niño/a que fuimos sino una cualidad que todos guardamos en nuestro interior. Atesora matices como la ilusión, la inocencia, la alegría.

Es un potencial que nos abre a espacios y dimensiones que constituyen una fuente inagotable de creatividad. La capacidad de jugar, de sorprendernos, experimentar, gozar, reir, soñar, etc, son las cualidades del niño/a interior.

La naturaleza del niño/a interior es ser libre. Somos nosotros los que lo limitamos con nuestros miedos, prejuicios, creencias, sistemas de valores, etc, y por lo tanto de nosotros depende liberarlo.

Soltar los velos y barreras que nos impiden conectar con esa cualidad es un proceso de liberación liderado por cada uno. No existen metas o modelos predeterminados ni permanentes, están en constante proceso de cambio como cualquier proceso de crecimiento y le pertenece a cada uno decidir sobre cuales son sus intenciones.

Si desterramos la sensación de ridículo, de hacer las cosas de determinada manera, la necesidad de reconocimiento, de éxito, etc, liberaremos la posibilidad de expresarnos tal como somos.

El niño interior clama por expresarse pero no siempre lo escuchamos. Si uno no se muestra tal como es, no expresa quién realmente es, se aleja de su voz interior y va entonces a la deriva, naufragando en territorios adoptados o simplemente ajenos.

La creatividad apela a la posibilidad de ser uno mismo, por encima de modelos, comparaciones y demás fórmulas q nos alejen de nosotros. Cuando escogemos ser nosotros mismos, todo es más creativo.

Algunas veces, durante la infancia sobre todo, hemos podido conectar con una parte de esa cualidad pero nunca hemos podido comprobar su enorme potencial. Para eso sería necesario soltar todas las limitaciones de las cuales no somos siempre conscientes.

Liberarse de las limitaciones es un proceso que se produce paulatinamente, algunas limitaciones esconden otras, pero es un proceso fascinante. La verdadera libertad está dentro de nosotros, sólo tenemos que escucharnos, con paciencia y sobretodo con amor.

Al final, capa tras capa, nos encontraremos con el amor que es el auténtico motor de la creatividad y de la creación.

Rosa Ojeda, art + design + poetry | www.ruseta.com

Anuncios
Comments
One Response to ““El amor, el auténtico motor de la creatividad”, Nausica”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Únete a otros 19 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: