“Mirada abierta mirada creativa”, Nausica

Una mirada abierta es una mirada libre de prejuicios, de condicionantes, ilimitada, capaz de llegar a ver más allá de lo que estamos acostumbrados a ver y a dónde ya sea por costumbre, inercia o simplemente comodidad, volvemos una y otra vez.   

Una mirada abierta es un corazón abierto, una mente abierta. Una mirada periférica que no se conforma con mirar hacia un solo lado sino que dirige su atención a todos los lados y a todos los ángulos, a lo más cercano y a lo más alejado, al infinito. Sin limites. Sin acotaciones. Una mirada sutil, sensible, capaz de ver los matices infinitos de las cosas.    

Una mirada abierta es una mirada viva, curiosa, inocente, fresca, nueva. Nada es un “déjà vu”. Todo es una sola vez. Nada vuelve a ser lo mismo. Sólo en apariencia.


Hay ejercicios que ayudan a mejorar nuestra visión física, a hacerla más precisa y resistente, a tonificarla. Algo tan simple como mirar a la lejanía o mirar de izquierda a derecha, arriba y abajo, es bueno para nuestros ojos. Este mismo concepto lo podemos aplicar a la mirada. No sólo podemos hacer que nuestros ojos mejoren su visión sino también podemos hacer que nuestra mirada sea más flexible y más abierta.

¿Cómo? Mirando lo que nos rodea de todas las formas posibles e imaginables. Mira con tus ojos, con tu corazón, con tu piel, con tu imaginación, con todo lo que tengas a tu alcance. Miramos una nube y vemos una forma determinada. Si seguimos mirando veremos otra forma y otra más, infinidad de formas. La nube se transforma y yo con ella. Y en eso consiste la realidad material que nos rodea. Es cambio. Sólo tengo que seguir mirando y no dejar nunca de volver a mirar. Nos transformamos a cada instante, aunque la falta de perspectiva nos hace difícil percibirlo.

Mi mirada no es la misma ahora que mañana. Démosle pues el espacio que le corresponde ya que esa es su verdadera naturaleza. La mirada quiere descubrir algo nuevo a cada momento. La mirada es intensa, como una niña que nunca quiere dejar de jugar. Si la ejercitamos estaremos dándole el espacio que le corresponde. Un enorme potencial. Ilimitado. Incondicional. Es muy simple. No dejes de mirar lo que te rodea una y otra vez, observa los cambios que se producen y simplemente disfruta.

Anuncios
Comments
3 Responses to ““Mirada abierta mirada creativa”, Nausica”
  1. En la cotidianidad, la mirada puede volverse ciega de miras, absurda y poco entusiasta. En la oscuridad , la mirada puede descubrir detalles que antes eran desconocidos. Cada día sentarse en el silencio, acostarse boca abajo puede ayudar a descubrirnos con nuevas miradas.
    Hagamos de lo imposible, una nueva búsqueda, así despertará nuestro corazón en otro plano más auténtico. Miremos como nunca nos hemos imaginado, la experiencia enriquece no sabemos cuanto.

  2. Rocío dice:

    Siempre hay que estar también dispuesta/o, eso sí, a recibir de vez en cuando algún sobresalto. No siempre es bello lo que descubre un corazón abierto. El filtro es el mismo para lo bueno que para lo malo. Hay que saberlo, hay que encajarlo, hay que aceptarlo como precio. Pero sigue valiendo la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Únete a otros 19 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: