“La ciudad, su historia y sus heridas” Paula Laverde

“Lo que importa es el sujeto: no lo que ve sino cómo lo ve”

En nuestro primer encuentro, Nausica insistió en la importancia de regresar a mi raíz. Para mi fue un gran reto mirar hacia dentro, hacia ese lugar de donde nace la expresión primigenia y honesta. Reconocer mis líneas. Encontrar el espacio creativo lúdico, espontáneo e íntimo. Mi fuerza de expresión y mis diferentes registros. A partir de ahí crece el resto, surgen los hilos que te harán descubrir universos y personajes.

El tema Ciudad me llevó a mi ciudad de origen, la Ciudad de México y  mientras más me remitía a la ciudad, más pensaba en su historia y en sus heridas. Mi memoria dio un salto al terremoto de 1985. Tenía yo trece años y es un recuerdo vívido, como es para toda mi generación, presente aún a 20 años de sucedido. De ahí surgió una imagen de gran contundencia y lectura abierta. Había quien leía los bloques como edificios o como tumbas, y en el cielo habían aves huyendo o aviones enfilados.
En este boceto sucedió para mí algo mágico: trabajé con un registro dramático, pasando la emoción directamente al papel. Es decir, en el mismo estado de concentración y calma en el que me encontraba, pude expresar un tema muy delicado para mí sin sentirme abatida o bloqueada. Debo decir que esto que sucedió en mi proceso creativo fue muy importante para después poder seguir trabajando con temas fuertes.

Un tiempo después, Edson Lechuga publicó su novela “Luz de luciérnagas”, donde su personaje Leonardo Canseco cruza por el terremoto del 85. Cuando me pidió la elaboración de la portada, sabía perfectamente mi punto de partida. La novela la conozco profundamente, presencié su gestación. Después de un primer boceto con pasteles, decidí trabajar con tinta china, que posiblemente me ayudaría más a dar profundidad en los planos.

Pero en este primer boceto, las aves-aviones resultaban demasiado duras para el libro. Para suavizarlas y hacer una lectura inequívoca de aves, cambié la trayectoria a curva, ya que la novela también habla de procesos migratorios.

La ciudad de México se caracteriza por sus aguaceros y la lluvia habla del tono de la novela, así que añadí nubes llovidas.

Hacía falta que fuera un poco gris, por un lado para hacer la ciudad más sombría, por el otro para que destacara la tipografía de la portada.

Faltaba ahora un poquito de luz, de esperanza: añadí una ventana y el título tenía que relumbrar, por eso es amarillo oro. Este fue el resultado.
Lechuga, Edson yonosoyedsonlechuga.blogspot.com : Luz de luciérnagas, Ed. Montesinos, Barcelona 2010

Ejercicio: La ciudad > “Ilustración y comunicación visual”, taller Barcelona 2009.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Únete a otros 19 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: